Skip to content
otra oportunidad
otra oportunidad

Hari om,
Buenos días, la semana pasada la dedicamos a la Luna Nueva que nos ofrecía dejar ir,
para reiniciar con creatividad una nueva etapa acompañada de nuevos colores, sabores, movimientos y experiencias…

Espero este fin de semana os sintierais armonizados con la luz de otoño y la frescura de su aire.

Esta semana la inspiración viene de un comentario de una yogini de la Sangha, me encanta que partícipes con vuestras reflexiones en nuestro yoga diario que compartimos en unión.  Nuestra querida yogini planteo una reflexión la cual cada día cuando despertamos nos encontramos con esta realidad.  NUESTRO CUERPO VA TRANSFORMÁNDOSE… y que hacemos para gustarnos, aceptarlo, identificarnos con el, no irnos al pasado buscando fotos para darnos cuenta de como hemos ido cambiando… estos pensamientos los tenemos todos hasta el mas evolucionado mientras estemos en el CUERPO en MATERIA, no nos libramos de analizarnos y observar estos cambios.

Como decía nuestra compañera si si… esta muy bien pensar en nuestro espíritu, esencia, que es permanente y pura luz, pero como vemos eso en el cuerpo que va cambiando.

El gran maestro Ram Dass dedica un libro a este tema fantástico que recomiendo, se titula STILL HERE.

La edad no es mas que otra oportunidad
como puede ser la juventud, aunque con una ropa diferente
así como la luz del atardecer se desvanece.
El cielo se llena de estrellas invisibles durante el día. 

En esta reflexión podemos apreciar como hacer para como lidiar y darnos cuenta que esta realmente pasando en nuestra mente al vernos envejecer.

Es una oportunidad para mirarnos al espejo y preguntarnos:

¿qué hay en mi que no ha cambiado y sigue siendo mi fuente de energía, de luz para seguir el camino plenamente?

cuándo encontramos esta respuesta es cuando viene la magia de cada no tomarnos tan en serio estas transformaciones,
e incluso poner sentido del humor, para llegar aquí hay que mirarse mucho al espejo, para empezar a mirarnos con amor, compasión, y aceptación de nuevo, es así como de repente este nuevo traje que tenemos nos damos cuenta, que es el mejor para seguir en el proceso de reconocernos como conciencia divina.

Recordemos cada día es una oportunidad.

Esta semana vamos a disfrutar de cada traje o ropa con la que despertamos cada día, mi cuerpo hoy no es el mismo que ayer, pero que me ofrece hoy… cada día en la esterilla recibimos con la ayuda de asana, pranayama y dhyana,

estas claridades que nos llevan a la Union, a nuestro YOGA.

CON MUCHA ILUSIÓN PRACTIQUEMOS Y DISFRUTEMOS JUNTOS EL CAMINO …

Con gratitud a todos vosotros por ser una fuente de sabiduría y por compartirla.

Os espero
namaste
mili