Skip to content

Mili lazcano

Hola, soy Mili, fundadora de Shambala Yoga Urbano. Me gustaría contaros brevemente cómo llegó Yoga a mi.

Comencé a practicar yoga cuándo a los veinte años decidí mudarme  desde Madrid a Los Ángeles, California, en ese momento no sabía muy bien qué hacer y sentí una intuición,  una corazonada, » ir a California», y unos meses más tarde, en Agosto de 1992,  aterricé (sin tener ni idea) en el lugar dónde  no solo era  la meca del cine, sino también ¨ la Meca del Yoga y la espiritualidad ¨ en los años noventa, donde habían dejado huella maestros cómo Jiddu Krishnamurti,  Paramahansa Yogananda, Mata Amritanandamayi Amma, Ram Dass, entré otros.  Así me pasó,  mi  primer encuentro con Yoga fue una clase de Kundalini Yoga con la gran maestra  Gurmukh, acompañada de la mano de mi primera amiga en la ciudad.

Fue una oportunidad sorprendente, realmente era mi destino con veinte años salir de Madrid y aparecer en un lugar dónde todo era posible. Recuerdo las noches de yoga y kirtan (chanting) con Steve Ross, en Maha yoga, clases con Bryan Kest en 3rd Street, las sesiones de meditación en el centro de Yogananda, Chanting en Siddha yoga con Gurumayi,  Darshan con Amma, las lecturas sobre filosofía vendanta  en la famosa librería ¨The Body Tree ¨,  ser tan libre de explorar, conocer y despertar,  empezar a conocerme, quien era realmente yo y fuera totalmente de mi contexto familiar. 

Después de este inicio  y empezar a conocer  mi esencia, mi centro, la vida me mandó una experiencia muy difícil.  Para superar este momento de desafío, me sujeté en mi práctica de Yoga, cada vez qué me ponía en la esterilla era volver a casa, volver a saber qué todo estaba bien mientras yo sintiera mi corazón cómo  mi hogar, estaba a salvo.

¡Empecé a hacer mi yoga y vivir la vida!.

Este proceso en la esterilla fue guiado por dos maestros, los dos aportaban la sabiduría y los principios de Yoga, cada uno con su propia experiencia y su forma única de transmitir.  Hablo de Tom Morley, maestro de Vinyasa yoga y Meditación en Los Ángeles, conocido como el profesor de las estrellas, con su don de hacerte sentir viva, de disfrutar en la esterilla y llevar ese disfrute al día a día. Poco tiempo después gracias a una amiga Deanna  qué  conocí en un Retiro de Yoga con Tom, me presentó a mi maestro Mark Whitwell, fundador de ¨Heart of Yoga ¨, sucesor directo de  Tirumalai Krishnamacharya y co-editor del libro de referencia de ¨The Heart of Yoga ¨ de T.K.V Desikachar.  Tras varias formaciones con Mark, un día me inició  cómo profesora de yoga en un encuentro de Mark en Madrid en el 2005, literalmente dijo:  ¨Ahora Mili sigue tú con la enseñanza  ¨ , con Dave Stringer, músico de Kirtan en directo, empezó mi camino cómo profesora de Yoga.

A partir de aquí  seguí con mi práctica y formándome con otros maestros de la misma tradición, asistiendo a cursos a la escuela de Chennai, KYM.  Complementando yoga con danza consciente con Gabrielle Roth, (5 Ritmos) y Vincent Arjuna Martí (Soul Motion) y la gran suerte de haber asistido a Esalen en California,  el Instituto de Potencial Humano dónde me certifiqué cómo Masajista Esalen, y asistí a otros cursos entre otros de Tantra, danza consciente, meditación holistica… 

Todo este aprendizaje a través de la práctica constante me lleva  a observar cómo cada día tenemos nuestro Yoga, el yoga qué es bueno para hoy y qué nos acompaña en el momento presente. Y así descubrimos qué en nosotros está nuestro maestro, nuestro verdadero gurú. Y con mi sadhana  intento  que mi relación con mis alumnos sea de ¨ Amistad ¨, una relación  íntima con nosotros qué podamos conectar con todos y todo.

Y aún con todo este recorrido que llevo hasta hoy, el camino continua, cada momento es una experiencia que mi esencia vive y va reforzándome es este mi dharma.  Esta en nosotros el hacer que esta vida sea una escuela para nuestro alma de confianza, amor y desapego, entregados a la conciencia mayor a las raíces del cielo.  

Dedico este espacio, a grandes maestras que me enseñaron a afirmarme en mi propósito:   mi madre Milagros, mi gurú Igone, y mi amiga Mar.  

Espero mi relato, sea inspirador y os animéis a formar parte de nuestra comunidad de amigos que compartimos nuestro yoga diariamente.

Haz tu yoga y Vive la vida

Namaste

Mili Lazcano